Literatura a partir de chistes de Eugenio, con Ramon Pardina

Curso completo ya disponible incluido en la suscripción.

Duración:
169 minutos
100% online.
Hazlo a tu ritmo
10 lecciones
en vídeo

Cómo viajar del chiste del búho de Eugenio a David Foster Wallace, del de la “A” a Georges Perec o del de las ovejas a Roland Topor en un curso que (estamos bastante seguros) no encontrarás en ningún otro sitio. Si te gusta la literatura y te gusta Eugenio, sin duda este es tu curso.

Humor negro, humor absurdo, juegos de palabras, el tono y la voz en literatura… Todo se puede enseñar a partir de chistes del mítico Eugenio. Ramon Pardina se ha propuesto hacer en este curso un viaje por técnicas y recursos literarios (algunos humorísticos, otros no tanto) y por grandes autores y autoras de la literatura actual e histórica, usando como ejemplo una enciclopedia completa del humor: el legado de los chistes de Eugenio.

Este curso, complementario al del propio Ramon Pardina “Cómo escribir humor” también disponible en la Llama School, no solo es una herramienta para aprender de grandes escritores y escritoras sino, sobre todo, un experimento, un reto y, esperamos, una gran diversión

Durante las diez sesiones del curso analizaremos:

  • El humor absurdo, con textos de Daniïl Kharms
  • Roland Topor, Miura o Lenora Carrington, entre otros.
  • La narrativa del chiste, con Saki, Cortázar o Roberto Fontanarrosa.
  • Los detalles, con Caitlin Moran o Natalia Ginszburg, entre otros.
  • El humor negro, con Jonathan Swift, David Sedaris o Perich.
  • Los lipogramas y los juegos de palabras.
  • El tono y la voz, con Foster Wallace, Pere Calders o Fran Lebowitz.
  • Los tics de personaje, con ejemplos de Quim Monzó, Empar Moliner o el dibujante de cómics Daniel Clowes.
  • Los diálogos, con Alex Norris o Copi.
  • Cambiar el punto de pista, desde Kafka a Álvaro Carmona.
  • El humor existencialista, con Samuel Beckett o Biel Perelló.
  • Y por supuesto, siempre, con chistes de Eugenio en cada clase.

Hay otras formas de enseñar técnicas literarias, pero ninguna más divertida.

Si tienes interés en la literatura de humor, también te interesa el curso de cómo escribir humor, el otro curso de Ramon Pardina disponible con la suscripción de La Llama School.

Ramon Pardina
Escritor y guionista

Después de una trayectoria como creativo publicitario, ha sido guionista en programas de televisión, principalmente de humor, como Polònia, Crackòvia, El Foraster, Buenafuente o Late Motiv. También ha colaborado en el guion del documental “Les set vides del Perich”.

Ha publicado los libros de relatos en catalán “La novel·la que no he escrit mai” (Premi Miquel Àngel Riera de narrativa breu 2005), “El jugador de futbolí que volia córrer la banda” (Premi Joan Santamaria de narració 2007), “L’home més feliç del món” (Premi Recvll de narració Joaquim Ruyra 2010), “El club dels homes amb bigoti” (2016) y, conjuntamente con Quim Masferrer, el libro “Dietari d’El foraster” (2014).

Recientemente ha ganado el Premi 7 lletres con el libro de relatos “El gran circ domèstic”, de próxima publicación.

También ha escrito la novela gráfica “La furgo” (finalista Premio Junceda 2019), dibujada por Martín Tognola y que ha sido traducida al francés y el alemán. Proximamente, está prevista la publicación del cómic en catalán “El president de Barcelona”, dibujado por Òscar Sarramia.

Ha colaborado durante varios años en RAC1 y actualmente trabaja en El Terrat.

Lecciones

1. El humor absurdo
24.09 min
  • El humor absurdo
  • El oxímoron
2. La narrativa del chiste
21.15 min
  • La narrativa del chiste
  • El final con sorpresa coherente
3. Los detalles
22.22 min
  • Cómo crear con pocos detalles un mundo propio
4. El humor negro
23.31 min
  • Reírnos de lo que nos da miedo
  • Ejemplos de humor negro
5. Lipogramas y juegos de palabras
16.33 min
  • Lipogramas
  • Juegos de palabras
  • Aforismos
6. El tono y la voz
21.09 min
  • Ejemplos de tono en literatura
  • El realismo y el fantástico
  • Encontrar la voz del escritor
  • Los estilemas
7. El tic de personaje
18.21 min
  • ¿Qué es un tic de personaje?
  • Personajes planos y redondos
  • ¿Cómo crear un personaje verosímil en poco tiempo?
  • La concreción
8. Los diálogos
12.06 min
  • Diálogos con planteamiento y remate
  • Cuándo usar o no los diálogos.
  • Diferencias entre narrador y diálogos.
  • Grandes dialoguistas.
9. Cambiar el punto de vista
18.48 min
  • Ejemplos de cambio de punto de vista en
    literatura.
  • Aprender a ver las cosas desde otra perspectiva.
  • 10. Humor existencialista
    16.50 min
    • El humor existencialista
    • ¿Puede ser triste el humor?
    • El odio como motor de la creatividad

    Interacciones con los lectores

    Comentarios

    1. Santiago Caballero Díaz dice

      -Ahora golpearé la tumba con los nudillos y si no contesta es que está muerta.
      Así de tranquilo se quedó Federico en su primer día de trabajo cuando quiso verificar si había realizado bien su primer enterramiento.
      La Sra. Magda Ortiz, una joven de espíritu de 116 años, falleció el día antes y no por vejez sino practicando surf en la playa de Nazaret, donde residía y amaba esa mar tranquila de olas de 30 metros.
      El primerizo, hizo el típico toc toc y como es lógico no pasó nada.
      Se levantó satisfecho.
      Estornudó.
      Desde la tumba: -¡Salud!-
      Y como es lógico: Federico, se desmayó.
      ———-

      ¿Qué te parece Ramon? (Ejercicio de la primera clase)

      • Santiago Caballero Díaz dice

        Último punto del partido, si Agustinho domina su revés como lo ha hecho durante las dieciséis horas que llevan jugando, ganará la final y se llevará el trofeo a su Ceuta natal.
        Federico, respira nervioso, el olor a tierra húmeda lo mete en el partido como si él estuviera sosteniendo la raqueta. El aire frio no le hace pestañear, no se perdería por nada del mundo este punto. Se fija, aun a riesgo de quedarse ciego por forzar la córnea, en los pelos de las piernas de Agustinho, piensa que es muy velludo para lo joven que es.
        Saca Polanky junior, bola extremadamente rápida, el marcado ha marcado (porque claro, si el marcador hablara, más bien sería un megáfono) 456 kilómetros por hora, Agustinho hace valer su revés y devuelve el golpe magistralmente.
        Federico, se levanta del susto, y se vuelve a sentar mirando a su alrededor para no molestar. Tiene las pupilas dilatadas, y nada tiene que ver con las drogas consumidas para estar despierto todo el partido.
        Polansky mete una bola paralela con más velocidad si cabe, calculándolo a ojo diría que no sé calcular a ojo, pero muy rápida. Agustinho, devuelve de nuevo la pelota con un movimiento técnico fantástico (movimiento técnico de baloncesto, pero movimiento técnico). ¡Polansky resvala! ¡Punto! ¡Punto, set y partido! ¡Agustinho, gana el torneo!
        Federico quiere saltar al campo a abrazar al ganador, pero claro, está viendo el partido en su casa, así que es difícil, se calma, cierra el bote de tierra mojada que ha dejado para mimetizarse con el partido, cierra también la ventana, que corre rasca y se va sin molestar a sus compis de piso que llevan dormidos quince de las dieciséis horas que ha durado el partido.
        —-
        (Ejercicio de segunda clase)

        Los dejo aquí, por si algún/a compi los quiere comentar y comparar con lo que he entendido yo.

        • Santiago Caballero Díaz dice

          D.E.P

          AGUSTÍN SALAMANDRA DE PAREDES

          Ha fallecido el 26 de enero de 2022, a la edad de cincuenta y cinco años.
          Su mujer, sus hijos, sus nietos, sus bisnietos y su primo de Móstoles. Les ruega a los amigos de la peña bética de Manresa que por favor devuelvan el cadáver antes de las 8 del día de mañana para celebrar el santísimo y solemne entierro de nuestro querido familiar.
          Su alma, ahora en el infinita eternidad, podrá guiarnos como lo hacía siempre, aunque el GPS del coche que se compró el mes pasado, nos revelara, que el camino de vuelta a casa desde el Carrefour que siempre nos hacía tomar, dista de ser el más rápido, así pues, mejor descansa ahí donde estés y no guíes a nadie.
          Su cuerpo, ahora mismo viendo el Betis-Zaragoza, descansará en el cementerio canino de Cuacos de Yuste.
          Pedimos, que recen por nuestro marido, padre, abuelo, bisabuelo y primo del primo de Móstoles. Vivió con orgullo toda su vida y decidió aprender a nadar con bandera roja.
          No te olvidaremos, tú.

          ——
          (Ejercicio de clase 4)

          • Ramon Pardina dice

            Hola de nuevo y gracias por el ejercicio. No es exactamente lo que sugería hacer pero sirve como ejercicio de humor negro. A mí modo de ver ganaría fuerza si dirigieras el texto a una sola idea: un anuncio para que la peña bética devuelva el cadáver antes del entierro, porque se lo han llevado para ver el futbol. Eso está guay. Pero si lo mezclas con otras cosas como lo del GPS o lo de que se murió nadando (que entiendo que lo haces para ganar humor) se difumina y desvirtúa. Está bien añadir elementos de humor, pero deben apuntar en una misma dirección: el robo del cadáver por parte de la peña bética. Construyamos el humor a partir de ahí, que es lo que tiene fuerza y además es una idea muy divertida. Y a partir de ahí, ya que has construido un planteamiento divertido podrías indagar qué final le puedes dar. La idea es buena. ¡Adelante!

        • Ramon Pardina dice

          Hola Santiago. Gracias de nuevo por hacer la prática. Tratándose del ejercicio de final sorpresa, debo admitir que en este caso no lo he sabido ver. El punto de partida (un partido de tenis muy igualado que dura casi un día) me parece muy interesante, pero tal como está escrito el desenlace no aporta una visión diferente de la situación, un giro final. Recordar que la estructura es plantear una situación y aportar al final una solución sorprendente que al mismo tiempo sea lógica. Por poner un ejemplo: que no fuera un partido real sino que hubiera estado jugando todo el rato a la Play y por eso no se cansan los jugadores.

      • Ramon Pardina dice

        Hola. Me ha hecho reír el final, está muy bien. Una pequeña cosa: no entiendo con quién habla Federico al principio, crea confusión. Si es para sí mismo, deberíamos explicitarlo. Y si hay alguien más, deberíamos hacerle referencia. Quizá también dibujaría el personaje al principio un poco más en su primer día entre los muertos, está nervioso, no sebería haber metido aquí, salta ante un ruidito cualquiera… Contribuirá a que el final tenga más fuerza.

        • Santiago Caballero Díaz dice

          Guauu Ramón muchisimas gracias por los consejos, entiendo todo lo que me has corregido y veo los errores que me dices. Ahora a seguir trabajando y mejorando!! Muchísimas gracias!!!!!

    2. Zulay Montero Maldonado dice

      Uno de los mejores descubrimientos de estar en esta escuela, es Ramon Pardina. No sé cómo me he podido dedicar tantos años a leer y escribir sin conocerlo.
      Además de explicar de una forma sencilla conceptos muy profundos, tiene un tono que me atrapa. Y, en eso, se parece bastante a Eugenio. Su seriedad para contarte las cosas más divertidas, crueles e irónicas, lo hace único.
      Deseando que salga su próximo libro para leerlo y seguir aprendiendo.
      Por favor no dejéis de hacer cursos de este tipo para los que no estamos aquí por el stand-up o la comedia tradicional y queremos que forme parte de otros aspectos de nuestra vida.
      En mi caso, me llevo muchas ideas para relatos y risas compartidas con la cámara, esa fiel compañera.

      P.D. Para Pardina: estoy haciendo el ejercicio 8, aunque, además de que es complicado hacerlo mejor que tú, creo que Phoebe Waller-Bridge ya escribió la mejor manera de (no) decir te quiero. Y con ella me despido.

      – I love you
      – It’ll pass

      • Ramon Pardina dice

        Hola Zulay. Muchas gracias por todo lo que dices, me hace mucha ilusión, de verdad. (Sobre todo lo de que comprarás el libro).
        Es broma. En cuanto al ejercicio, no se trata de hacerlo mejor o peor que yo sinó de ejercitar el cerebro, es pura gimnasia. Realmente el diálogo de Phoebe es brillante, pero te animo a probar con otras réplicas como ejercicio. Déjate llevar, aunque sean surrealistas. Es posible que las diez primeras no tengan mucho sentido, pero igual a la 11 encuentras una que te gusta. Y así. La mejor forma de aprender a escribir es seguir escribiendo, tachando y seguir escribiendo. Un abrazo.